Miniaturas militares para pintar, coleccionar y disfrutar

Quién no ha disfrutado desde pequeño con soldaditos de plomo o de plástico de todos los ejércitos, desde la época medieval de las Cruzadas hasta la II Guerra Mundial. Los soldados a escala nos han fascinado y hecho volar la imaginación desde siempre. Quienes fuimos niños en los años 70 recordamos aquellos diminutos ejércitos que podíamos recrear comprando las bolsas de cartón ilustrado con soldados, tanques, aviones, etc. de Montaplex. También disfrutamos con los siempre al día muñecos de Famobil primero, y Playmobil más recientemente. En nuestro catálogo podrás encontrar una amplia variedad de soldados de Playmobil.

El origen de los soldados en miniatura

A lo largo de la historia, en todas las naciones se extendió la tradición de crear pequeñas figuras con los materiales más tradicionales (normalmente barro y madera, y luego con pequeñas parte de metal). Con ellas los más pequeños de la casa se divirtieron en unas épocas que ahora nos resulta difícil imaginar cómo pasaban las horas.

Las primeras referencias a soldaditos en miniatura las encontramos en el Antiguo Egipto. Allí se creaban figuras de guerreros en arcilla o madera policromada, armados con escudos recubiertos de cuero y armas de metal, fundamentalmente lanzas y espadas. Con estas figuras, que hoy pueden parecer toscas pero consideramos obras de arte, los niños del Imperio del Nilo pasaban las horas muertas.

Pero no se trataba solo de juguetes. Las representaciones de guerreros eran obras de artesanía para decorar palacios, casas de grandes familias o para acompañar a los muertos en su viaje al mas allá.

También encontramos tallas de pequeños soldados durante el Imperio romano, obviamente más elaborados. Encontramos en el Museo Británico de Londres una figura plana de unos 6 cm representando a un legionario o gladiador.

En el Museo de El Cairo y en otros muchos en todo el mundo podemos disfrutar de estas maquetas y figuras. Algunas de ellas son articuladas, realizando las tareas del campo o del hogar típicas de la época o representando soldados.

Muchas de estas figuritas se hallaron en enterramientos a lo largo del Imperio romano, a modo de ofrendas funerarias, pero no cabe duda de que los vivos también disfrutaron de esta muestra de arte en miniatura.

Accede a nuestro catálogo de soldados

Soldados de plástico a escala

Entre toda la gama de figuritas de soldados en miniatura los que más se suelen utilizar son los de escalas 1:72, 1:35: 1:6 o 1:48. Por ejemplo, los que hemos comentado de Montaplex que aún tengo en mi casa y con los que disfrutaba como un enano, eran de aproximadamente 1 cm. de alto, por lo que tendrían una escala de 1:170

Castillos para completar tus escenarios o dioramas

Y por supuesto, si quieres crear campos de batalla y, en general, escenarios realistas para recrear hechos históricos, o simplemente para contextualizar tus soldados medievales, no podían faltar los castillos. En todominiaturas tenemos todo tipo de maquetas de castillos para montar y que podrás habitar con tus ejércitos y soldados en miniatura.